Click on the  flag to change language

Aquiler de Yates

Te presentamos nuestras embarcaciones para que disfrutes de experiencias únicas.

Los barcos a motor constituyen más del 90% de la flota de barcos de recreo en España. Si tus prioridades son la velocidad y la practicidad, un barco a motor es sin duda la mejor elección. Antes de comprar un barco a motor, es importante decidir cuál es el uso principal que le vas dar. Conocer las características principales de un barco a motor y su configuración es esencial para elegir el que mejor se adapte a tus necesidades.

Los barcos a motor suelen tener dos formas de casco: desplazamiento o planeo.
El casco de desplazamiento se asocia a embarcaciones más lentas, de mayor eslora y que necesitan una gran estabilidad para la navegación a larga distancia.
El casco de planeo combina un peso más ligero, una potencia relativamente más grande y más elevación para deslizar sobre la superficie del agua. Esto hace que el barco tenga una mayor velocidad y agilidad pero menos resistencia.

En las embarcaciones de recreo, los motores más comunes suelen ser intraborda o fueraborda.
Los motores intraborda están situados en la popa, y pueden operar de diferentes maneras: a través del espejo por medio de una cola en forma de 'Z'; mediante un eje fijo que atraviesa la parte inferior del casco; o directamente conectados a pod drives que incluyen transmisión, cola y accesorios situados debajo el casco.
Los motores fueraborda se instalan en la parte superior del espejo de popa y disponen de una hélice y un sistema de dirección. Existen dos tipos de motores fueraborda: el de dos tiempos, más ligero y fácil de instalar, pero también más contaminante; y el de cuatro tiempos, más silencioso y ecológico, pero también más pesado y caro.
Hoy en día existen también varias soluciones de propulsión eléctricas e híbridas más respetuosas del ambiente y cada vez más eficientes.

BARCOS VELA

Los veleros son embarcaciones que se mueven gracias a la acción del viento sobre sus velas. Las velas, junto con el aparejo, el casco, la quilla y el timón, componen el sistema de transformación de la energía del viento en empuje que hace que el barco se pueda mover bajo el control de una o más personas. Conocer los componentes de los veleros te ayudará a elegir el que mejor se adapte a tu programa de navegación.

El tamaño de un velero puede variar desde los barcos de vela ligera de poco más de 2 metros, hasta los enormes yates de más de 100 metros. Las dimensiones de los veleros se expresan en metros o pies. Para distinguir entre los diferentes tipos de veleros hay que conocer los elementos que los constituyen.

El casco es la parte principal del velero y la que lo hace flotar. Existen dos grandes grupos de cascos: los monocascos, más comunes en el mercado, y los multicascos, en los que incluimos catamaranes y trimaranes. Podemos distinguir entre tres formas de casco: redondeada, pantoque vivo y en 'V'.
La quilla es la parte inferior del casco, la que va de proa a popa a través de la línea de crujía; es parte integrante del casco, puede tener varias configuraciones, lleva lastre, es fija y su función principal es dar estabilidad.
El timón tiene la función de dotar el barco de estabilidad direccional y ayudar la fuerza lateral. Los tipos de timón más comunes son: timón en la quilla, timón con skeg, timón suspendido o colgante, timón sobre el espejo de popa, timón doble.
El aparejo es la configuración de palos y velas que diferencia los tipos de veleros. Los aparejos más comunes son: sloop a tope de palo, sloop fraccionado, cúter, queche, goleta y yola.

CATAMARAN

Los catamaranes son embarcaciones de dos cascos idénticos unidos entre sí por una plataforma rígida. Pueden ser de vela o a motor, pero la mayoría tiene dos motores, uno para cada casco. No está muy claro el origen de este tipo de embarcaciones, si bien la palabra "catamarán" es de origen indio y los primeros registros de su existencia se remontan a finales del siglo XVII. En la actualidad los catamaranes se han vuelto bastante populares en el mercado porque reúnen innovación y velocidad y presentan muchas ventajas.

En general, los catamaranes ofrecen más estabilidad y equilibrio que los monocascos (debido a su manga más ancha) y no se pueden hundir, por lo tanto son más seguros. Tienen menor calado que los monocascos del mismo tamaño, por tanto ofrecen más facilidad de maniobra y una navegación tranquila y cómoda. También suelen ser más rápidos que los veleros clásicos, pero se mueven menos y por lo tanto hay menos posibilidad de marearse. Por último, pero no menos importante, ofrecen mucho más espacio y confortabilidad: pueden acomodar muchos pasajeros, poseen una bañera generosa y amplias cabinas. Por eso, son una de las opciones favoritas para pasar unas vacaciones a bordo.

Traje de supervivencia, arnés, material pirotécnico, chalecos salvavidas, etc. Muchos de ellos son elementos que esperamos no utilizar nunca en la vida, pero si llegáramos a necesitarlos, mejor saber dónde están y que funcionen como es debido.

 

 

Equipo y material de seguridad obligatorio a bordo

 

Actualmente hay cinco categorías de equipo de seguridad que tenemos que llevar a bordo: salvamento, navegación, achique, contra incendios, prevención de vertidos de aguas sucias y armamento diverso. El equipo y material de seguridad obligatorio dependerá de la zona de navegación para la cual está autorizada la embarcación. Recordamos que la zona de navegación no hace referencia a donde se navega habitualmente sino a las siete zonas determinadas por la distancia de la costa y la categoría de diseño:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  1. Navegación ilimitada, categoría de diseño A Oceánica

  2. Navegación en alta mar hasta 60 millas de la costa, Categoría de diseño B

  3. Navegación en alta mar hasta 25 millas de la costa, Categoría de diseño B

  4. Navegación en aguas costeras hasta 12 millas de la costa, Categoría de diseño C

  5. Navegación en aguas costeras hasta 5 millas de la costa, Categoría de diseño C

  6. Navegación en aguas costeras hasta 2 millas de la costa, Categoría de diseño C

  7. Navegación en aguas protegidas en general, Categoría de diseño D

 

Los equipos de seguridad que deben llevar a bordo las embarcaciones de recreos están regulados en la Orden FOM/1144/2003, de 28 de abril. En la web del Ministerio de Fomento puedes consultar en detalle el listado de los equipos de seguridad según las zonas de navegación.

 

Material de seguridad accesible

 

Es habitual pensar en el barco como a una casa y cuidar de los detalles del interior para que sea acogedor y que nos haga sentir cómodos. Un cartel de ‘Elementos de seguridad’ o ‘Chalecos salvavidas’ no combina mucho con los tapizados, pero es necesario hacerlo bien visible ya que toda la tripulación debe estar al tanto de dónde se encuentran los elementos de seguridad.

Si no queremos ocupar espacio con los salvavidas convencionales podemos optar por los auto-hinchables. Debemos recordar estibar el material pirotécnico en un lugar accesible y seco, pero lejos de la curiosidad de los niños. Al margen de la sanción que podamos recibir en una inspección de rutina, es muy importante controlar las fechas de caducidad de todo el material de seguridad.

 

Más allá de lo obligatorio

 

Saber dónde está nuestro material de seguridad y asegurarnos de que funciona es importante, pero también podemos hacer un poco más y aprendernos de memoria su funcionamiento, por ejemplo cómo encender una bengala o cómo desbloquear la balsa salvavidas, porque es raro que tengamos que utilizar estos elementos en un día soleado y con la mar en calma. También es recomendable llevar elementos de seguridad, aunque no estén dentro de lo obligatorio, como luces estroboscópicas, luces químicas, espejo de señales, etc.

 

Chalecos salvavidas

 

La normativa CE diferencia cuatro tipos de chalecos, definidos por su flotabilidad expresada en Newtons (N), 10 Newtons = 1 Kg de empuje de flotación.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  • Chaleco de 50 N

     

    Para aguas calmadas y cercanas a la orilla. No garantizan que el rostro permanezca al aire en todo momento. Se emplean para actividades deportivas, como el kayakismo, las motos de agua o el windsurf, y no están incluidos en la normativa del Ministerio de Fomento para su utilización en la navegación de recreo.

  • Chaleco de 100 N

     

    Para esperar un rescate próximo, flotando sobre aguas en calma.

  • Chaleco de 150 N

     

    Para soportar el mal tiempo en mar abierto.

  • Chaleco de 275 N

     

    Para situaciones extremas en mar abierto y llevando abundante ropa de abrigo.

 

 

 La normativa CE diferencia cuatro tipos de chalecos, definidos por su flotabilidad expresada en Newtons (N).

 

 

Comprar un chaleco salvavidas

 

A la hora de adquirir un chaleco es importante que incluya la homologación CE o bien SOLAS. También hay que considerar el uso que le vamos a dar: los chalecos auto inflables con arnés son muy cómodos y seguros, principalmente para quienes navegan de noche o en solitario. Hay modelos muy completos que además de las bandas reflectantes que todos llevan, incluyen luz estroboscópica, avisador de MOB (persona al agua) que emite una señal captada por el instrumental de a bordo. Debemos tener en cuenta que cuando una persona cae al agua es porque las condiciones meteorológicas son realmente adversas, y en cuanto el barco se aleja es muy difícil mantener el contacto visual. Por esto es imprescindible que, si hay más tripulantes, uno mantenga contacto visual todo el tiempo mientras los otros coordinan la maniobra para volver a recogerlo, lo que es particularmente difícil navegando a vela. De esto dependerá el éxito o, mejor dicho, la vida de la persona que haya caído. Las posibilidades de recuperar una persona de noche en un temporal son mínimas, por lo tanto es importante contar con la mayor cantidad de medios tecnológicos posibles.

 

Ponte el chaleco

 

Que es incómodo, que no es mi talla, que no hay mal tiempo… ¡No hay excusas que valgan! Es imprescindible disponer de chalecos para cada tripulante, adecuados a su talla y peso. Sobre todo las personas más pequeñas de la tripulación deben tener un chaleco a su medida. Si tenemos intención de hacer una travesía que nos alejará de puerto más allá de lo que dura una previsión meteorológica fiable -que son unas 24 horas- deberíamos tomarnos media hora para ajustar un chaleco salvavidas para cada persona de la tripulación. De paso, ya sabrán dónde se guardan y que no es necesario esperar a que el viento supere los 20 nudos y la ola dos metros para ponérselos. Tanto los chalecos salvavidas inflables como los convencionales deben ser revisados como mínimo cada año, para comprobar costuras, hebillas y estado de la tela. Si se mojan con agua salada es imprescindible aclararlos y en el caso de los inflables es recomendable que los revise una empresa autorizada.

Más información: Chalecos salvavidas y ayudas a la flotabilidad

 

 Es imprescindible disponer de chalecos salvavidas para cada tripulante. Foto Jordi Maseras.

 

 

Aros salvavidas

 

Los aros salvavidas van instalados en popa o en la aleta, llevan un cabo que flota (de al menos 50 metros) y una boya de autoencendido con luz estroboscópica. Cabe recordar que los helicópteros de salvamento cuentan con instrumental específico y las luces estroboscópicas son las que se detectan a mayor distancia. Los aros salvavidas deben contar con un sistema que permita soltarlos y arrojarlos al agua rápidamente. Es lo primero que tenemos que hacer cuando un tripulante cae al agua.

El aro salvavidas debe llevar el nombre del barco por lo que es muy importante tener en cuenta que, si se pierde un aro, debemos informar a Salvamento Marítimo lo antes posible dado que alguien puede encontrarlo y activar una alarma.

Se recomienda a los navegantes solitarios remolcar un cabo de al menos 50 metros con nudos y un flotador en el extremo; aunque realmente es muy complicado cogerlo al caer y aun así es difícil soportar la fuerza del agua si el barco navega en velocidad. Es mucho más recomendable llevar el control remoto del piloto automático colgado al cuello, como suelen hacer todos los que participan en regatas.

 

Balsas salvavidas

 

Para que las balsas funcionen correctamente es importante cumplir con los plazos de las revisiones y elegir el lugar para su instalación en cubierta. Por lo general, los barcos tienden a hundirse por proa, debido a que la popa tiene mayor volumen, por lo que no es muy recomendable instalar una balsa en la proa.

Toda la tripulación debe saber cómo destrincar y lanzar al mar una balsa. Es muy importante intentar mantener la calma y seguir las instrucciones, los accidentes más graves son por tirar de la boza cuando la balsa aún está en cubierta. Cuando ésta se abre lo hace violentamente y puede herir o tirar al agua a las personas que estén en cubierta. Es tan imprescindible arrojar la balsa al agua y esperar que se separe del barco como afirmar el extremo de la boza a una cornamusa antes de tirarla al agua, ya que si no está ligada es muy posible que se aleje demasiado y se pierda.

 

Extintores y mantas

 

Los extintores portátiles deben encontrarse siempre al alcance y revisados, en fecha y forma, por empresas autorizadas y homologadas. Además de los obligatorios baldes para agua, es conveniente disponer de una manta ignífuga con la que ahogar pequeños fuegos. Esta es ideal en embarcaciones pequeñas, ya sean de vela o motor. Es necesario que esté instalada en la cocina, cerca de los fogones, pero hay que tener cuidado y no instalar el contenedor de la manta ignífuga justo sobre la cocina: en caso de incendio a ver quién se atreve a meter la mano para coger la manta y arrojarla sobre el foco de fuego. Si bien existen varios tipos de extintores, lo habitual es que los incendios sean de origen eléctrico, por lo que la mejor arma es la previsión y la revisión periódica de las instalaciones.

Más información sobre: Prevención de incendios a bordo y extintores

 

 Es importante que los extintores portátiles estén siempre al alcance y revisados. Foto: Jordi Maseras.

 

 

Trajes de supervivencia

 

Los trajes de supervivencia son imprescindibles en travesías oceánicas, principalmente por aguas frías y donde la ayuda podría tardar muchas horas, o incluso días, en llegar. Los trajes no son sencillos de poner y es necesario algún tipo de entrenamiento para hacerlo bien. Lo mejor es hacer un curso de supervivencia en el mar, donde se explican con todo detalle su uso y el del resto de los elementos.

 

Botiquín y mochila de supervivencia

 

Evidentemente hay que tener un botiquín de primeros auxilios y controlar el estado de sus elementos. Pero también deberíamos llevar una mochila de supervivencia, de material y confección estanco donde, si fuera necesario abandonar el barco, poder llevarnos un VHF portátil, la radiobaliza, navaja, alimentos energéticos, agua, linterna estanca, luz estroboscópica; la pirotecnia, bengalas, cohetes, humo naranja y si fuera posible ropa seca y de abrigo.

 

Elementos de seguridad extra

 

El arnés de seguridad es un equipo personal adaptado a la talla de cada tripulante. Aunque al principio puede parecer incómodo, el arnés es imprescindible para moverse por cubierta con mal tiempo o de noche. También tiene que estar instalada correctamente la línea de vida que va por los pasillos laterales de proa a popa y debe ser de cinta, si fuera de cabo es posible que ruede al pisarla y que perdamos la estabilidad. En la medida de lo posible, utilizar una doble línea de amarre del arnés rematadas con un mosquetón. De esta forma, no soltaremos un mosquetón hasta que esté sujeto el otro y así podremos avanzar con toda seguridad. Tampoco la longitud de la línea de amarre del arnés ha de ser demasiado larga, como máximo dos metros para que, si nos caemos, quedemos lo más cerca posible del barco. Hay quien prefiere que el punto de fijación del arnés esté en la espalda, porque si está en el pecho, al caer al agua y ser arrastrado hay más riesgo de quedar sumergido cabeza abajo. Además de la línea de vida es importante tener puntos de anclaje en la bañera, próximos al timón o en la base del mástil.

Por supuesto que ante una situación de emergencia nada es suficiente y hemos de tener en cuenta principalmente que abandonar el barco es el último recurso. Incluso si tenemos que accionar la balsa salvavidas, si el barco sigue a flote, es importante mantenerse a bordo y solo cortar el cabo que nos une si el barco se hunde.

¡Por lo demás, soltar amarras y disfrutar de la navegación!

TITULACION

Para poder gobernar una embarcación de recreo, es necesario obtener la titulación náutica adecuada en función del tipo de barco y ámbito de navegación. 

 

En este artículo presentamos las principales titulaciones náuticas existentes en España:

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Las titulaciones náuticas no son un mero capricho burocrático ni una excusa para que existan profesionales que se dediquen a la enseñanza. Al contrario, obtener una titulación Es lo primero que deberíamos hacer antes de coger un barco a motor y pensar que es más fácil que un coche con cambios automáticos porque no hay calles ni hay que poner el intermitente para girar. En realidad, no basta con darle adelante o atrás a una palanca y mover una rueda para mantener una dirección o esquivar un objeto flotante. Es necesario aprender conceptos fundamentales para moverse en un medio que, además, compartimos con otras personas que disfrutan o trabajan en él: sí, porque son muchos los profesionales que trabajan en la navegación y que tienen una responsabilidad mucho mayor que la de conducir una moto de agua.

Partamos de la base que las titulaciones náuticas de recreo habilitan para gobernar embarcaciones de recreo que no tengan fines comerciales, a excepción de las últimas modificaciones en la ley que entra en vigor en julio de 2019 y que permite a un Patrón de Yate convertirse en Patrón Profesional de Chárter Náutico, solo con obtener el certificado Formación Básica en Seguridad (curso STCW). En Barcelona existen diversas escuelas náuticas para obtener estas licencias, como, por ejemplo, Neptuno, donde se ofrecen tanto cursos presenciales, como online y prácticas oficiales de navegación, vela y radio-comunicaciones.

 

Las titulaciones náuticas de recreo son emitidas por la Dirección General de la Marina Mercante o las Comunidades Autónomas que hayan asumido estas competencias (País Vasco, Cantabria, Asturias, Galicia, Andalucía, Murcia, Valencia, Cataluña, Baleares, Canarias, Ceuta y Melilla). 

Más información sobre: Cómo comprar un barco.

 

¿Qué embarcaciones se pueden gobernar sin titulación?

 

 

 En el mercado existen diversas embarcaciones que no requieren de titulación náutica, como esta Yam 275 STi.

 

Comencemos por lo más básico: no se necesita una titulación específica para gobernar embarcaciones a motor con una potencia máxima de 11,26 kilovatios (equivalente a 15 caballos). Además de los caballos, para navegar sin licencia, la eslora máxima permitida en los barcos a motor es hasta cinco metros y en los veleros hasta seis metros. Por otro lado, tampoco necesitan titulación específica los artefactos flotantes o de playa, a excepción de las motos de agua, siempre que no se alejen más de dos millas náuticas de un puerto, marina o lugar de abrigo y la navegación se realice durante el día. Quizás parezcan pocas atribuciones, pero son suficientes para comenzar a disfrutar de una actividad con la capacidad de enganchar y crear el deseo de seguir avanzando para llegar cada vez más lejos.

Quienes se beneficien de esta posibilidad deben ser mayores de 18 años o mayores de 16, con la correspondiente autorización de madre, padre o personas tutoras. Por supuesto que, tanto la preparación como la participación en competiciones deportivas, quedan exentas de cumplir estos requisitos.

 

 

 

 

Licencia de navegación

 

 

 La licencia de navegación permite gobernar embarcaciones de hasta seis metros de eslora.

 

La Licencia de navegación es el curso homologado más básico. Son suficientes dos horas de teoría y cuatro de práctica, es decir que con un certificado médico similar al de coche y medio día de clases, ya tendríamos nuestra licencia.

Esta titulación también limita la distancia hasta dos millas de la costa y de navegación diurna, pero permite gobernar embarcaciones de hasta seis metros de eslora de vela y de motor, siempre y cuando la potencia sea la indicada por el fabricante de la embarcación.

Estos cursos no exigen un examen final y aprenderemos a realizar maniobras básicas dentro de puerto, nudos más utilizados, comprobaciones previas a la salida al mar, como los elementos de seguridad necesarios, la meteorología, etc. También se aprenden los derechos de paso básicos para evitar colisiones, navegación segura y el señalamiento marítimo.

Según las modificaciones del último Real Decreto, esta titulación permite el gobierno de motos de agua sin limitación de potencia.

 

 

 

Patrón de Navegación Básica (PNB)

 

 

 Con el PNB, la eslora permitida aumenta hasta ocho metros en motor y vela.

 

La gran diferencia de esta titulación es que permite la navegación diurna y nocturna hasta cinco millas de la costa. Tampoco tiene límite de potencia para las motos acuáticas. La eslora aumenta en motor y vela hasta ocho metros, pero con unas horas de práctica obligatorias. Según las escuelas o federaciones es posible hacer el curso en diferentes formatos de horario regular o intensivo y también son obligatorias las prácticas de radio de cuatro horas sobre las generalidades de las radiocomunicaciones en el Servicio Móvil Marítimo, el uso de los equipos a bordo y la reglamentación de las comunicaciones radiotelefónicas, tanto para comunicaciones de rutina, como para situaciones de emergencia. 

Al final del curso se exige un examen teórico, completar las prácticas obligatorias y un certificado médico.

 

 

 

Patrón de Embarcaciones de Recreo (PER)

 

 

 El PER habilita el gobierno de embarcaciones de recreo a motor de hasta 15 metros de eslora.

 

Esta titulación permite ampliar los límites de navegación, tanto en distancia como en eslora y potencia. Además con esta titulación existe la posibilidad de realizar una ampliación que permite una salida laboral, según la nueva reglamentación. 

El PER habilita el gobierno de embarcaciones de recreo a motor y a vela de hasta 15 metros de eslora, para navegar en la zona comprendida entre la costa y una línea paralela a la misma, trazada a 12 millas de ésta, también la navegación entre islas.

Se exigen 16 horas de práctica y un curso de radio-operador de corto alcance de 12 horas de duración, que comprenden cuatro horas de teoría y ocho horas de práctica.

El examen lo realiza la autoridad competente de la Administración y es un poco más exigente.

De forma adicional, es posible realizar una navegación de 24 horas que incluya navegación nocturna para ampliar las capacidades de gobierno de embarcaciones de hasta 24 metros de eslora y la navegación entre islas, tanto en Baleares como en Canarias.

Llegados a este punto, cabe la posibilidad de obtener el PER profesional mediante la realización de un curso de Formación Básica en Seguridad homologado STCW que permite trabajar profesionalmente en algunas áreas del chárter con embarcaciones de recreo.

 

 

 

Patrón de Yate

 

 

 Con la obtención de la licencia de Patrón de Yate, se puede navegar un barco de hasta 24 metros de eslora.

 

Desde luego que no es recomendable que inmediatamente, obtenido el curso, salgamos en busca de una embarcación en alquiler de hasta 24 metros de eslora. El sentido común exigirá unas cuantas salidas de práctica con embarcaciones de menor eslora y no solo porque las maniobras en puerto sean más complicadas. Al fin y al cabo, una embarcación de esta eslora, o incluso mucho menor, incluye una cantidad inesperada de elementos eléctricos y de la motorización, sistemas hidráulicos etc. que no necesariamente deben romperse para ocasionarnos un inconveniente, pero su mero uso requiere un amplio conocimiento.

La titulación Patrón de Yate permite el gobierno de embarcaciones de recreo a motor y vela de hasta 24 metros de eslora, siempre y cuando se realicen las prácticas específicas. Esta titulación permite la posibilidad de navegar en la zona comprendida entre la costa y una línea paralela a la misma, trazada a 150 millas de ésta. Evidentemente, permite el gobierno de motos náuticas, dentro de los límites específicos de navegación aplicables. Para poder realizar este curso es necesario poseer la titulación anterior, de Patrón de Embarcaciones de Recreo.

También hay que realizar un Curso de radio-operador de corto alcance de 12 horas que no es necesario repetir si ya se ha hecho anteriormente para el PER (Patrón de Embarcación de Recreo).

 

 

 

Capitán de Yate

 

 

 La titulación de Capitán de Yate es la más completa de todas y está exenta de limitaciones geográficas.

 

Puede que nuestras expectativas sean todavía más grandes, que estemos realmente enganchados al mundo del mar y que la idea de una vuelta al mundo o de una larga travesía que incluya un cruce del Atlántico haya comenzado a rondar nuestra cabeza. O, simplemente, nuestra curiosidad y ansias de saber necesiten más. 

En este caso, por lo que respecta a la navegación de recreo, se llega al máximo. Ser Capitán de Yate no ofrece mucho más que llevar con autoridad una gorra, o merecer un respeto en las charlas de bar. Si bien he conocido capitanes de yate que difícilmente se atrevieran a navegar desde la península hasta Baleares, casos de “titulitis”, lo cierto es que con el título de capitán de yate, la distancia ya no es un problema, sino que es ilimitada. Simplemente, podremos ir a Capitanía y pedir un despacho para dar la vuelta al mundo y solo nos felicitarán.

Sería muy extenso hacer una descripción del temario correspondiente, pero vale aclarar que además del conocimiento de los elementos que componen una embarcación, se hace hincapié en la preparación de una travesía, el establecimiento de una derrota, organización de guardias, el manejo de derroteros, reconocimiento de faros, y particularmente la navegación astronómica, que no autoriza a ser astronauta, pero sí a que las estrellas ayuden a situarse sin necesidad de utilizar el GPS. También se ampliarán los conocimientos del manejo de la radio y la utilización de diferentes instrumentales de a bordo, radar, sistemas de localización, etc.

Es evidente que las prácticas se han de desarrollar en una embarcación homologada, tendrán una duración mínima de 48 horas, de las cuales, un mínimo de 36 horas será en régimen de travesía y cada alumno debe participar como mínimo en una guardia de navegación completa de día y otra de noche. Estas prácticas se basan en perfeccionar aspectos de la navegación que no se hayan aprendido en las anteriores titulaciones, orientados principalmente a la travesía y la navegación segura. 

Ahora sí, el límite está en los deseos de cuán lejos el capitán pueda o quiera llegar, en su capacidad y pericia, pero no cabe duda de que antes de llegar a este punto mucha agua ha de pasar por debajo de nuestra quilla.

 

Más información sobre titulaciones náutica en la web del Ministerio de Fomento.

En esta guía básica te ayudamos a entender mejor los distintos tipos de barcos a motor, formas de propulsión y sus principales características y usos.

 

 Existen muchos tipos de barcos y conocer un poco más sobre sus características te ayudará a elegir el mejor para ti.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

  1. El casco

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

  2. Materiales de construcción del casco

  3. Los motores

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

  4. Tipos de barcos a motor

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

     

  5. Elegir un barco a motor

 

 

 

1.El casco

 

 

 

1.1. Desplazamiento o planeo

 

Los barcos a motor de recreo suelen tener una de estas tres formas de casco: planeo, desplazamiento o semidesplazamiento. Cada una tiene un impacto directo en el rendimiento, estabilidad y velocidad del barco, entre otros factores, y se ajusta a distintos tipos de navegación y usos.

El casco de desplazamiento es relativamente lento, ya que debe desplazar su propia masa sumergida en agua para poder avanzar una distancia igual a la de su eslora. Son cascos de formas redondeadas, pero eficientes, con una velocidad máxima, o “velocidad de casco”, determinada por su eslora de flotación.

Por el contrario, el casco de planeo combina un peso más ligero, una potencia relativamente más grande y más elevación para deslizar sobre la superficie del agua y las olas. Esto le permite superar su velocidad de casco y planear sobre el agua. Este fenómeno se debe a la presión de la superficie del casco sobre la superficie del agua. Cuando esto ocurre, el barco se eleva, la superficie del casco en contacto con el agua disminuye, disminuyendo también la resistencia y aumentando la velocidad.

Si quieres navegar largas distancias con calma y eficiencia, los barcos con cascos de desplazamiento son los más adecuados para estos cometidos. Si, en cambio, te gusta la velocidad y los deportes acuáticos y prefieres agilidad y maniobrabilidad, lo mejor es optar por un casco de planeo que se adecue a las distancias más cortas. Puedes combinar lo bueno de ambos tipos de casco y optar por un barco que te ofrezca los beneficios del casco de desplazamiento y un poco más de velocidad, lo que implicaría un casco de semidesplazamiento.

 

 

1.2. Monocascos y multicascos

 

El número de cascos también afecta el rendimiento, velocidad y estabilidad del barco. El tipo de barco más común es sin duda el monocasco; su popularidad se debe a muchos factores, tanto de orden histórica, como de orden económico. También son barcos estéticamente más atractivos, además de constituir la gran mayoría del mercado de segunda mano, lo que los hace estar más valorados.

El tipo de multicasco más común es el catamarán; supone un coste más elevado que el de un monocasco, tanto por su precio de compra como por el coste de manutención, atraque, etc. Sin embarco, sus dos cascos le ofrecen más estabilidad en reposo, escorar menos y son más fáciles de maniobrar a bajas velocidades. Si optas por un catamarán también, podrás disfrutar de una navegación más suave, mayor estabilidad direccional y más eficiencia, además, claro está, de más volumen y espacio en cubierta.

 

 Los monocascos dominan el mercado, pero los catamaranes tienen mucho éxito en el mercado del chárter por su maniobrabilidad comodidad y espacio.

 

 

 

2. Materiales de construcción del casco

 

El material de construcción más común sigue siendo la fibra de vidrio. Permite diseños de casco con líneas atractivas y la infusión de resina mejora su resistencia, reduce el peso y crea una mejor uniformidad en los acabados.

Otro material común en la construcción de cascos es el polietileno; no es económico ni muy refinado o ligero, pero es resistente y se puede reparar y pintar con facilidad. Para los barcos pequeños de uso más intenso, es un material con algunas ventajas interesantes.

El aluminio es ligero, fuerte, versátil, sencillo de reparar y amigo del ambiente. Suele generar más ruidos en navegación por el impacto de las olas y en muchos casos las soldaduras son visibles y estéticamente poco atractivas, pero sigue siendo un material con muchas ventajas y particularmente popular en el norte de Europa.

Hay constructores que nos ofrecen combinaciones de materiales, por ejemplo, casco y cubierta en aluminio y obra muerta en fibra de vidrio, combinando también las ventajas de ambos materiales.

 

 

3. Los motores

 

 

 

3.1. Opciones de propulsión

 

Los motores de embarcaciones de recreo más comunes suelen ser intraborda (dentro de la embarcación) o fueraborda (fuera de la embarcación).

Los motores intraborda suelen situarse o bien en la popa, operando a través del espejo por medio de una cola Z; un poco más adelante funcionando con un eje fijo que atraviesa la parte inferior del casco; o directamente conectados a pod drives (con hélices dobles contrarrotatorias y orientadas a proa, como los IPS), que incluyen transmisión, cola y accesorios situados bajo el casco.

La transmisión por eje es la más popular en las lanchas pensadas para practicar deportes acuáticos, donde su empuje, tracción central y distribución de peso equilibrada son esenciales. También es el tipo de transmisión que mejor se ajusta a varios tipos de embarcaciones más grandes, ya que las ventajas que ofrece la sencillez y fiabilidad de un eje fijo y un timón de dirección se sobreponen a la pérdida de espacio interior que un motor intraborda implica.

La transmisión por eje no nos permite corregir el asiento del barco, pero la posición del motor, abajo y hacia el centro del casco, contribuye a la comodidad de la navegación.

Los motores Pod Drive también son motores intraborda y desde su lanzamiento hace casi 15 años se han afirmado por el aumento en eficiencia y espacio interior que suponen. Son una seria alternativa a los motores de ejes ya que logran casi un 20% más de velocidad máxima; hasta un 30% más de eficiencia en el consumo de combustible, un 40% más autonomía de crucero, casi un tercio menos de emisiones CO2 y la mitad de ruido. También son más intuitivos, ya que se pueden operar a través de un joystick que hace que el barco sea más fácil de gobernar y atracar.

El motor fueraborda dispone de una hélice y un sistema de dirección; se instala en la parte superior del espejo de popa y se puede operar directamente o desde la consola. Existen dos tipos de motores fueraborda, el de dos tiempos, más ligero y fácil de instalar, pero también más contaminante, y el de cuatro tiempos que es más silencioso y ecológico, pero también más pesado y caro. En los últimos años hemos visto una enorme evolución en el mercado de los fuerabordas, no solo en la potencia y sofisticación cada vez más grande de los motores de cuatro tiempos, sino también en el surgimiento de motores de dos tiempos con inyección directa de combustible, más limpios y eficientes que los dos tiempos de carburación.

Hay algunos constructores que ofrecen el mismo modelo en versiones con motor intraborda y fueraborda. El puesto de mando es igual y la distribución también, aunque en el caso de los fuerabordas la plataforma de baño es bastante más pequeña.

 

 En un mismo modelo en versión fueraborda la plataforma de baño es bastante más pequeña que el mismo modelo en versión intraborda.

 

 

 

3.2. Otras opciones de propulsión

 

 

Motores eléctricos y híbridos

 

Actualmente, existen varias soluciones de propulsión eléctricas e híbridas que satisfacen muchos requisitos ambientales, ya que son respetuosas con el medio ambiente y sostenibles. Son motores cada vez más eficientes pero que no permiten las velocidades de los motores convencionales. Estos motores dependen de bancos de baterías que ocupan bastante espacio, además de tener un coste elevado. Por lo tanto, hablamos de motores que no siempre están al alcance de todos. Si echas cuentas puede que llegues a la conclusión de que un motor de combustión interna moderno sigue siendo el medio de propulsión más eficiente para la mayoría de los barcos, principalmente si no sales a navegar todos los días. Por otro lado, los motores fueraborda eléctricos, por su peso ligero, tamaño y limpieza son excelentes motores auxiliares, aunque siguen siendo bastante ruidosos.

 

Turbinas jet

 

La propulsión con turbinas jet succiona agua a través de una rejilla de entrada y proyecta un chorro de agua a través de una tobera direccional. Es menos eficiente que una hélice, pero tiene varias ventajas que la hacen eficaz como opción de propulsión en lanchas deportivas de alta velocidad y en la navegación en aguas poco profundas. Este tipo de motor también es más seguro para bañistas, permite una gran maniobrabilidad y es muy divertido de conducir.

 

 

4. Tipos de barcos a motor

 

Cada barco siempre es un conjunto de compromisos que optimizan su rendimiento en algunos aspectos en detrimento de su desempeño en otros. Tal y como la forma y material de construcción del casco nos puede dar pistas sobre la función principal de un determinado barco, el diseño y disposición del interior también están pensados para responder a determinadas necesidades y usos. Por eso encontramos muchos tipos de barcos distintos cuyas diferencias van mucho más allá de su eslora y precio.

Los tipos de barcos a motor más comunes suelen incluirse entre las siguientes categorías: auxiliares, motos náuticas, lanchas de proa abierta, semirrigidas, lanchas cabinadas, cruceros deportivos y barcos de pesca deportiva. Los yates y superyates los dejaremos para otro artículo.

 

 

4.1. Auxiliares

 

Una auxiliar es un barco que usamos para transportar personas y equipos entre la costa y un barco más grande donde incluso puede tener su garaje. Las auxiliares más comunes son pequeñas lanchas inflables con un motor fueraborda de poca potencia que pueden ser guardadas, desplegadas y recuperadas fácilmente. Muchas de estas auxiliares son de la categoría hinchable y están hechas de PVC o Hypalon y disponen de suelo inflable o rígido. Los barcos totalmente inflables tienen como principal ventaja la portabilidad mientras que los de suelo rígido son más versátiles y resistentes.

En el otro extremo del abanico tenemos las auxiliares de diseño sofisticado pensadas para yates y superyates, de gran autonomía y velocidad, que pueden llegar a los 30 nudos o más. Este tipo de auxiliar también se adapta bien a la función de crucero de día o fin de semana.

 

 La lancha auxiliar asume varias formas, desde la más sencilla y modesta hinchable, hasta la más lujosa limusina.

 

 

 

4.2. Motos acuáticas

 

Las motos de agua son embarcaciones compactas y ligeras con propulsión por chorro de agua para conducir sentados o en pie a través de un manillar semejante al de las motos de carretera. Las hay para una, dos o tres personas y su operación es fácil e intuitiva. Aceleran rápidamente y su empuje te permitirá experimentar sensaciones únicas sobre el agua. Las motos de agua son muy versátiles y podrás llegar a sitios inaccesibles para la mayoría de los barcos. Es una opción muy interesante si te gusta mojarte un poco y deseas un medio de transporte divertido y muy rápido para llegar a determinadas playas disfrutando del paseo.

 

 Una moto náutica te pone en contacto casi directo con el agua por un precio relativamente razonable.

 



 

4.3. Lancha de proa abierta o bowrider

 

La lancha de proa abierta es un tipo de crucero de día muy popular. Puedes encontrar varios tipos, por ejemplo, la lancha de proa abierta de estilo americano cuya disposición clásica suele incluir un sofá en V en la proa y varios asientos en la bañera. La lancha de proa abierta escandinava concentra los asientos en la cubierta y suele tener un acceso por la proa además de raíles elevados que aumentan la seguridad durante el embarque. Las lanchas de proa abierta para deportes acuáticos suelen tener un motor intraborda potente, aletas direccionales, lastres ajustables para controlar la estela y una variedad de accesorios y opciones para personalizar totalmente el barco y adaptarlo a tu deporte preferido. Encontrarás muchísimas opciones en el mercado que te ayudarán a personalizarlo bastante, algunas con dimensiones que te permitirán transportarlo con remolque, lo que tu presupuesto agradecerá.

 

 Existen distintos tipos de lancha de proa abierta y son ideales para disfrutar tranquilamente de un día de calor abordo o practicando deportes acuáticos.

 

 

 

4.4. Lanchas semirrígidas

 

Las lanchas semirrígidas, también conocidas como ‘gomonas’, son barcos de casco rígido y flotadores hinchables con motor intra o fueraborda. Inicialmente se popularizaron como barcos de trabajo para usos profesionales, de seguridad o carga. Estas embarcaciones han ido evolucionando y ahora encontramos semirrígidas de muchos tamaños y estilos diferentes. Poco a poco, se han ido adaptando al mercado de las embarcaciones de recreo, ya que su precio y versatilidad las convierte en fieles compañeras para muchísimos programas de navegación. Su principal defecto es la falta relativa de espacio interior.

 

 Una semirrígida como te sorprenderá por sus prestaciones, pero también por el lujo de cada detalle.

 

 

 

4.5. Lanchas cabinadas y cruceros

 

Una lancha cabinada (‘cuddy’ en inglés) es una lancha con acomodación básica para dos personas mientras que un crucero dispone de acomodación para por lo menos tres personas; ambos disponen de cascos de planeo. La disposición más común en estas embarcaciones es la de bañera abierta y proa cerrada donde solemos tener la cabina principal. También existen cruceros con el camarote en la popa. Los cruceros deportivos son una de las categorías más populares en el Mediterráneo; con su salón de popa para disfrutar de una comida al aire libre, una bañera cómoda para protegerse del sol y de los elementos, un solarium en proa para relajarse y espacio en la parte inferior para cocinar y dormir, y si Flybridge, pues aún mejor: este es sin duda el sueño de muchos navegantes que quizás empiezan comprando barcos más pequeños.

Dentro de esta categoría tenemos también los cruceros de altura que cubren largas distancias y suelen tener un eficiente casco de semi-desplazamiento dónde el espacio interior y el confort son la prioridad. Los encontramos también con prácticas bañeras ‘walkaround’ para navegar durante todo el año, en diseños de origen escandinavo. Elegir un crucero o una lancha cabinada implica decidir si preferimos el elemento deportivo (velocidad, rendimiento) o el crucero (espacio, confort) ya que no suelen ir de la mano.

Una pequeña lancha cabinada te permite pasar un par de noches a bordo, mientras que un crucero familiar moderno es como un pequeño apartamento con el que podrás pasar varios días a bordo con bastante comodidad.

 

 Exterior e interior de una pequeña lancha cabinada y de un crucero familiar moderno.

 

 

 

4.6. Barco de pesca deportiva

 

El mercado ofrece una gran variedad de barcos de pesca deportiva adaptados a los distintos niveles de exigencia que tienen los aficionados a la pesca y que van desde las lanchas de pesca de cinco metros de eslora hasta los barcos de 25 metros de eslora con varias cubiertas, sillas de pesca y torres de observación. A pesar de las diferencias en tamaño y características, todos los buenos barcos de pesca deportiva tienen varias cosas en común: una manga ancha que garantiza estabilidad en reposo y espacio; una proa elevada que protege de las olas; una V profunda para suavizar los impactos y una popa con buena flotabilidad para más comodidad a baja velocidad. Además, se suele tener una popa completamente abierta con francobordos altos para más seguridad en la cubierta y un puesto de mando central para protegernos de los elementos y facilitar la circulación. Todo esto configura también un barco ideal para los que solo quieren navegar en familia.

 

 Por su estabilidad y amplitud interior, los barcos de pesca también se adaptan bien a los programas familiares.

 

 

 

5. Elegir un barco a motor

 

La elección del barco a motor adecuado depende de muchos factores: de dónde vives, el uso que le quieres dar, el número de personas con las que vas a navegar, edad y experiencia tanto la tuya como de tus invitados, épocas del año en que quieres salir al agua, actividades que quieres practicar en el barco y en el agua, potencia y velocidad deseadas, presupuesto para la compra, operación, mantenimiento y atraque, y otros detalles que pasan también obviamente por tus gustos personales. Pondera cada uno de estos factores y dedícale tiempo y reflexión y claro, por encima de todo, elige con responsabilidad.

Si quieres consejos sobre la compra de un barco, lee nuestra guía "Cómo comprar un barco".

Hemos probado el nuevo Sealine F530, un crucero de 16 metros de eslora que destaca por su elegancia, comodidad y buenas prestaciones.

El moderno crucero de puente alto Sealine F530, recientemente presentado en el Salón Náutico de Palma, es la materialización de la nueva doctrina del grupo alemán Hanse para su marca Sealine, de origen británico, que se especializa en la construcción de barcos a motor de mediana eslora.

 

 El nuevo Sealine F530.

 

Hemos tenido la oportunidad de probar en profundidad el nuevo Sealine F530, la más reciente apuesta del prestigioso astillero alemán, se trata de un crucero de puente alto en el que la ergonomía, habitabilidad y eficacia se han cuidado al detalle. La prueba se realizó en la espléndida bahía de Alcudia una mañana de mayo, mar llana y muy poco viento fueron las condiciones en las que navegamos en este elegante crucero de 16 metros de eslora.

 

 El salón de proa/solarium es todo un hallazgo; se transforma fácilmente de una a otra personalidad con solo bajar la mesa central y ajustar los cojines. Foto: José Luis de la Viña.

 

Diseñado para el disfrute en navegación, en el fondeado o en puerto, el F530 presenta tres espacios diferenciados en cubierta, además del amplio salón y los camarotes de la cubierta inferior. La proa alberga un inteligente solárium convertible en salón comedor al aire libre, unas lámparas cilíndricas plegables proporcionan la luz que se necesite en las veladas nocturnas. En popa se sitúa una generosa plataforma de baño que, también, puede alojar la auxiliar, dispone de escala de baño y ducha para endulzarse después de un chapuzón.

 

 La bañera de popa está protegida por el puente alto, dispone de dos sofás y una práctica y elegante mesa y se comunica directamente con la cocina. Foto: José Luís de la Viña.

 

La bañera de popa cuenta con un sofá corrido adosado a la cara interior del espejo solamente interrumpido por el acceso a la plataforma que se encuentra en estribor. Una pequeña mesa en babor y un segundo sofá de dos plazas completan el conjunto en el costado de babor. La bañera dispone también de una sólida mesa plegable con estructura de inox con un espacio central con soporte para vasos y botellas, dos planchas de teca que se pliegan una sobre la otra y sendos asideros en cada costado que quedan al descubierto cuando el tablero correspondiente está plegado.

A este acogedor comedor le da servicio la cocina, amplia y luminosa, situada ya en el interior de la caseta, a babor que se comunica con la bañera mediante una ventana y una práctica encimera. Desde la bañera se accede a proa mediante sendos pasillos laterales que bordean la caseta central, al puente alto mediante una escalera se inox y teca y a interior a través de la amplia puerta plegable que cierra la caseta.

Además de la cocina, el interior de la caseta se completa con otro amplio comedor que prolonga la cocina en babor y el puesto de pilotaje en estribor, dotado de una puerta lateral que da al pasillo de dicha banda.

Bajo cubierta tres amplios camarotes y dos baños. La gran cámara del propietario a media eslora y ocupando toda la manga con su enorme litera, armarios y su propio cuarto de baño. A babor un camarote con dos literas individuales, en estribor el segundo cuarto de baño y en proa una segunda cámara con gran litera doble. Todos estos espacios están iluminados por portillos en cubierta y grandes ventanas en los costados del casco.

En popa y con acceso propio desde la plataforma de baño, existe un pequeño camarote para el marinero, con su propio aseo.

El puente alto es el espacio para el disfrute a bordo por excelencia. Posee unas dimensiones especialmente generosas en relación con la eslora del barco. Está dividido en dos espacios; a proa un solárium y dos sofás dobles, el de babor se puede adjuntar fácilmente al solárium para ampliarlo. El de estribor da servicio al puesto de pilotaje que dispone de todos los elementos necesarios para su función situados al alcance del patrón y su acompañante, además de perfecta visión del barco y sus proximidades. Un parabrisas protege todo este espacio que, además, cuenta con el imprescindible toldo que se pliega a proa del solárium.

 

 El espacioso puente alto dispone de un mueble donde se encuentra una cocina con plancha eléctrica, pequeño fregadero, y nevera, además de armario para los accesorios. Foto: José Luís de la Viña.

 

El resto del puente alto es un amplio y confortable salón al aire libre con un enorme sofá con dos laterales, mesa central y un mueble con una cocina exterior, fregadero y nevera, que sin duda facilitan mucho la vida a bordo. Este salón también puede protegerse del sol mediante un segundo toldo, de tal manera que o bien todo el espacio, o cada uno de sus tramos pueden elegir disfrutar del sol o la sombra independientemente. Todo el puente alto, dispone de un eficiente sistema de sonido, lo mismo que el salón central.

Todos los elementos del mobiliario has sido estudiados para dotar a los espacios de diferentes configuraciones, jugando con elemento modulables, como las mesas o los respaldos de los asientos, lo que permite acomodar los espacios a las necesidades de cada momento. El astillero ofrece diferentes opciones en cuanto a tonos de pintura y tapicerías, así como los acabados y dotaciones de los diferentes elemento de la decoración.

 

El barco

 

El diseño del Sealine F530 sigue las actuales tendencias en diseño e incorpora la roda casi vertical que está de moda, lo que alarga la eslora dinámica aunque pueda causar rociones en situaciones adversas. La superestructura también participa de las actuales corrientes del diseño con sus líneas en onda. El barco ha sido construido según las más modernas técnicas; el casco está realizado en sándwich de espuma de alta densidad y fibra de vidrio reforzada por resina de poliéster. La cubierta está forrada de la correspondiente teca y los camarotes de la cubierta inferior cuentan con portillos laterales para su iluminación con luz natural.

 

 

Plácida navegación matutina en la bahía de Alcudia, nuestro Fairline F530 a 20 nudos con el Cabo Pinar al fondo. Foto: José Luís de la Viña.

 

 

Maniobra

 

Sobre las brazolas de la bañera encontramos sendos winches eléctricos y dos sólidas cornamusas para el manejo de las amarras de popa, otras cornamusas sobre dichas brazolas, ya en la plataforma de baño, completan los puntos de amarre de popa, otras dos parejas de cornamusas se sitúan a intervalos en ambos costados y otras dos en la proa donde también se encuentra el molinete del ancla y el botalón de inox que permite fijarla. A ambos costados del molinete sendas portas dan acceso al generoso pozo de anclas donde, también, se pueden estibar las defensas. Para afrontar con seguridad las engorrosas maniobras de puerto el barco cuenta con hélice de proa y el confortable sistema de manejo por joystick.

 

Sala de máquinas

 

La propulsión del Sealine F530 corre por cuenta de un sistema Volvo IPS 600 con dos motores diesel turboalimentado de seis cilindros en línea, 5.500 centímetros cúbicos de cilindrada, que entrega hasta 435 caballos de potencia. Este compacto sistema motriz ahorra espacio a bordo, ofrece excelente rendimiento y produce menos vibraciones que los tradicionales ejes rígidos.

 

 

José Luís de la Viña al mando: el Sealine F530 evoluciona dócilmente impulsado por su IPS 600, desde la timonera del puente alto el patrón posee una privilegiada visión de lo que rodea al barco.

 

 

Navegando

 

Las condiciones de la mar el día de la prueba, a mediados del mes de mayo eran espléndidas, con mar llana y muy poco viento en la fantástica bahía de Alcudia, en la costa norte mallorquina, al abrigo del Cabo Pinar. Ya desde el momento de arrancar los motores pudimos comprobar que los niveles de vibraciones y ruido en cubierta o en el salón resultan bajos, navegando la suavidad es la tónica general. El barco se desenvuelve con soltura y agilidad trasmitiendo una continua y agradable sensación de confort. Acelera con eficacia y desde parado ya estamos planeando en menos de 10 segundos. A 2.000 vueltas navegamos a 10 nudos, si subimos 500 más superamos los 14 nudos, un crucero tranquilo y económico se puede situar entre 2.800 y 3.000 RPM, con velocidades entre 16 y 19 nudos. A máxima potencia, 3.500 RPM manteníamos 24,3 nudos, velocidad más que razonable para un barco de estas dimensiones.

 

Resultado

 

El Sealine F530  es un moderno y eficaz crucero a motor, que puede acoger a una docena de personas y alojar hasta nueve, para ello ofrece diferentes ambientes para el esparcimiento, el baño, la sobremesa o el descanso en puerto o navegación. Especialmente confortable resulta el amplio puente alto que dispone de todo para que los afortunados navegantes puedan pasar horas en el, disfrutando de la mar, la naturaleza y el barco.

Todo el concepto del F530 resulta equilibrado y eficaz; su buen navegar, la facilidad de maniobra que ofrece el IPS de Volvo, unido a la confortable habitabilidad, la luminosidad del gran salón, la amplitud de la plataforma de baño, todo esto unido a una cuidada construcción, hacen de este barco una opción interesante dentro de los cruceros de puente alto de su rango de eslora.

 

 

CARACTERÍSTICAS SEALINE F530

 

Eslora: 15.94 m

Manga: 4.63 m

Calado: 1.01

Desplazamiento: 18.2 Tm

Combustible: 1.600 L

Motor: 2 X 435 Cv Volvo IPS 600

1/13
Mochi Craft 42

 

Vive la experiencia única de navegar a bordo de este elegante yate TODO INCLUIDO. Se trata de una Mochi Craft Fly 42 de 13 metros de eslora, 4 de manga y 900 cv de potencia. Refit completo en 2017

Cantieri Sirena 615

 

Este Sirena 620 es perfecto para salidas de día acompañado de la familia y amigos con el que pasarás unas vacaciones fantásticas. Es una embarcación con 6.20m de eslora que cuenta con una capacidad de hasta 10 personas. Cómoda, fácil de manejar, elegante, divertida y con mucho juego.

1/6
1/6
V2 open 500

 

EMBARCACIÓN SIN TITULACIÓN  5 mts de eslora. Dispone de amplio solárium en proa y plataforma de baño en popa. Muy cómoda para familias o parejas. Mesa convertible y nevera incorporada. Embarcación nueva del 2019. Acabados de lujo. Muy estable y segura.

Knort 32 Cabine Luxe

 

Tiene una capacidad de 8 personas para la navegación diurna y está habilitado para la pernocta de 4 personas. Relájate y disfruta de la navegación con tu pareja, familia o amigos en las mejores playas de la zona. Cuando desees bañarte durante el fondeo, podrás hacerlo cómodamente gracias a la amplia plataforma de baño, escalera y la ducha de agua dulce.

1/7
1/4
jetSURF by Onean

 

Vive nuevas sensaciones encima de esta tabla de jetSURF eléctrica, puedes volar en ella con velocidades de hasta 35 km/h. Es apta para todos los públicos, aprenderás a surfear desde la primera sesión.

¿ Necesitas ayuda?

Garantía torreBOATS

Paseo Vistalegre s/n, Marina Salinas

Torrevieja, Alicante SPAIN

  • contact rent boat torrevieja
  • contact rent boat torrevieja
  • contact rent boat torrevieja
  • contact rent boat torrevieja
  • contact rent boat torrevieja
  • contact rent boat torrevieja

© 2020 torreBOATS Alquiler de Barcos de Lujo. Rent Boats Torrevieja.